Por qué hablo de Altas Necesidades y no de Alta Demanda

Todo el mundo hispanohablante conoce los rasgos de nuestr@s hij@s con el concepto de Alta Demanda. En cambio los anglosajones los denominan “High Needs” que traducido literalmente al Castellano es Altas Necesidades.

Una noche, trasteando por internet me encontré con el concepto de Alta Demanda. Me quedé en chock puesto que descubrí que había miles de familias que estaban pasando por lo mismo que nosotors.

Llorenç en aquel entonces tendría unos 8 meses y su intensidad todavía seguía en unos niveles altísimos.

Aquella noche dormí 0 minutos.

Mi nivel de hiperactividad mental subió a 1000 revoluciones. Estuve toda la noche atando cabos, recordando frases con las que he crecido y escuchado repetir a mis padres muchísimas veces. Reconociéndome en mi hijo todavía más. Y lo más importante, pude poner nombre y dar una explicación a nuestros rasgos.

Aunque gracias al concepto de Alta Demanda yo había podido resolver todas aquellas dudas, no acababa de encajar en mis esquemas maternos. Casi, había fuentes que no, todo lo que leía daba a entender que toda nuestra sensación de estar desbordadas, cansadas, frustradas, etc era debido a que nuestros hijos eran muy demandantes, llorones, asfixiantes… y no me gustaba ver como se depositaba toda la responsabilidad sobre un bebé de pocos meses.

Más adelante descubrí que el Dr. Sears encuñó estos rasgos como “High Needs” debido a que una de sus hijas fue muy muy intensa y la experiencia de criarla fue totalmente diferente de la de sus otros hijos.

Ahí sí. Con este concepto yo me sentía completamente cómoda. Encajaba plenamente en mis esquemas y entendí que la intensidad de mi hijo era fruto de su alta necesidad de contacto físico y visual, de su alta sensibilidad a múltiples estímulos y sensaciones, a su alta necesidad de tomar pecho y no sólo con el objetivo de saciar el hambre o la sed, etc

Entonces empecé a pensar en Altas Necesidades y no en Alta Demanda. ¿Te animas tú a empezar a pensar igual? Tu forma de pensar cambiará por completo. Te analizarás más a ti misma y dejarás de intentar cambiar lo que viene grabado en los genes.

Te animo a intentarlo.

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN