Mi Propósito

Tengo 2 motores que me empujan a difundir todo lo que sé sobre las Altas Necesidades.

1.Ayudar a familias que lo están pasando mal porque no saben gestionar los rasgos característicos de los niños con Altas Necesidades, por un lado, porque no tienen en sus manos la información necesaria. Por otro lado, porque sus expectativas respecto a la experiencia sobre la maternidad/paternidad eran demasiado elevadas. Y, ya por último, porque no saben gestionar los comentarios que les vienen del exterior. Todo ésto hace que el agobio, la frustración, el estrés, el cansanció florezcan. Además, ves que van pasando los meses, los años y ese reclamo, atención continua, esa intensidad y sensibilidad no desaparecen y no se sabe cómo hacer para tomar el control.

2.  El segundo motor que me empuja es muy especial por haberlo tenido que vivir en mis propias carnes. Y es que quiero que todos los niñ@s con Altas Necesidades crezcan sabiendo que no son unos llorones, que no son unos miedosos, que no deben sentirse diferentes al resto por escuchar las anécdotas que cuentan los padres y que ellos no sabrán cómo interpretar, afrontar o encajar en su mente. Porque tienen una hiperactividad mental increíble y son capaces de imaginar cosas que alomejor no son.

Lo que quiero es dar información a estas familias para que, por un lado, ellas puedan gestionar las situaciones, puedan gestionarse sus emociones y que, por otro lado, puedan enseñar, ayudar y acompañar a sus hij@s a controlar sus emociones, sus reacciones intensas y, además, hacerles saber que son unas personas que se merecen todo lo mejor.

Que no son diferentes al resto del mundo y que simplemente tienen unos rasgos característicos que les definen de una manera pero que, para nada, son inferiores al resto.

 

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN