Cati Bergas

Cati Bergas

Hola!! Me llamo Cati y soy Formadora de la Pedagogía Blanca y especializada en niñ@s con Altas Necesidades. Yo misma fui una niña que las tuvo y ahora el destino ha querido que sea la madre de un niño que también las tiene. Ayudo a familias con niños que tienen estas Altas Necesidades a tomar el control de la situación y que consigan que su relación con ellos sea lo más gratificante posible
respuesta inmediata

La respuesta inmediata a sus necesidades

Ser madre de un bebé o niñ@ con Altas Necesidades conlleva que debas hacer frente al continuo malestar que él o ella manifieste. Los primeros meses después del nacimiento te planteas si será debido al famoso cólico del lactante o si le dolerá algo y no eres capaz de adivinarlo. Ves a tu bebé pequeñito, indefenso y acudes a él o ella al mínimo llanto. Eres incapaz de escuchar llorar a aquel trozo de cielo y lo acunas con amor.…

Leer Más
Pérdida de la independencia

La pérdida de independencia

Cuando nos quedamos embarazadas sabemos que nuestra vida va a cambiar después del parto. Que tendremos una gran responsabilidad por tener que criar y educar a nuestro bebé y querremos hacerlo de la mejor manera. Llega el día del parto y la emoción, la intriga y también el miedo se apoderan de esas horas. De este momento o punto de inflexión en el que dejarás de ser, para siempre, la persona que has sido. Y de repente, al cabo de…

Leer Más

Hoy hace 3 años que todo empezó

Acabo de darme cuenta de que hoy hace 3 años que todo empezó. Después del parto todo encajaba dentro de lo normal, o al menos, dentro de las expectativas que tanto mi marido como yo nos habíamos hecho de lo que sería nuestra experiencia como padres. Llorenç dormía entre 4 y 5 horas tanto de día como de noche, mamaba y se volvía a dormir. Aunque sí notábamos que algunas situaciones eran mal toleradas como el momento del baño o…

Leer Más

El fracaso de la Lactancia Materna en las Altas Necesidades

Desde que tengo uso de razón, recuerdo a mi madre diciendo que yo no quise mamar. Que me cansaba de succionar a los 5 minutos y que, como no me había saciado, a la media hora volvía a pedir tomar pecho. Y ésto la desesperaba… A los 15 días, agotada, decidió darme biberón de leche de fórmula. Tenía demasiadas ‘vocecitas internas y externas’ diciéndole que yo no quería ‘trabajar’ para tomar la leche del pecho. En nuestro caso, la lactancia…

Leer Más
SUSCRÍBETE AL BOLETÍN